Endodoncia vs exodoncia: diferencias principales

En odontología, siempre se intenta ser lo más conservador posible, optando siempre por salvar el diente. La endodoncia y la extracción, son dos de los tratamientos más comunes, y aunque ambos se encargan de tratar problemas dentales, son procedimientos muy diferentes. Hoy vamos a analizar las diferencias entre endodoncia vs exodoncia y te daremos las pautas generales para elegir una u otra.

Para saber cuál es el mejor, es necesario saber lo que es cada una y en que casos se realizan.

Endodoncia Vs Exodoncia

¿Cuándo conviene recurrir a la endodoncia?

La endodoncia, también conocida como tratamiento de conducto, se realiza cuando la pulpa dental o tejido blando dentro del diente, se encuentra afectada. Esto puede ser debido a una caries profunda, un traumatismo o algún procedimiento dental previo. Esta se realiza para salvar y preservar el diente afectado, evitando su pérdida.

Este tratamiento, se realiza bajo anestesia local. De esta manera el odontólogo puede acceder a la pulpa a través de una pequeña perforación en la corona del diente, limpiar de manera interna cada conducto radicular que posea el diente, removiendo cuidadosamente la pulpa.

Una vez desinfectado todos los conductos, se realiza la fase final donde se obtura, rellenando y sellando cada uno de los conductos.

Una vez realizada la endodoncia, hay que reconstruir la pieza por donde hemos accedido a la pulpa. En ocasiones, si existe una pérdida del diente sano muy grande por una gran caries dental es recomendable una restauración adicional, como una corona o incrustación dental para así darle una mayor protección al diente.

Endodoncia vs exodoncia

Entre los síntomas de que es necesaria una endodoncia encontramos:

Ventajas de una endodoncia:

¿Cuándo recurrir a la exodoncia?

La exodoncia, también conocida como extracción dental es el procedimiento donde se extrae un diente de la boca de manera definitiva, debido a que no existe ninguna otra manera de salvar la pieza dental mediante alguna otra técnica.

Este tratamiento se suele realizar bajo anestesia local, dependiendo del caso. En una extracción simple, se utilizan instrumentos que ayudan a sujetar el diente, para así efectuar movimientos de lateralidad o rotación y luego poder extraerlo del alvéolo.  En una extracción quirúrgica es necesario hacer una incisión en la encía para poder tener acceso al diente, realizar correctamente el procedimiento y posteriormente suturar.

Después de la extracción son necesarios cuidados que pueden incluir el uso de hielo para reducir la hinchazón, o evitar ciertos tipos de alimentos durante unos días. Siempre es necesario seguir las recomendaciones del dentista para tener una buena recuperación.

Exodoncia

Entre las causas donde puede ser necesaria la extracción dental tenemos:

Ventajas de la exodoncia:

 

 

Endodoncia

Endodoncia vs exodoncia: conclusiones

En resumen, la extracción y la endodoncia son tratamientos importantes y específicos según el caso odontológico. La extracción es un tratamiento más invasivo y por lo tanto se suele utilizar como último recurso, cuando ya no es posible salvar el diente mediante una endodoncia, todo dependerá de la condición del diente y el mejor tratamiento que considere el dentista tras una evaluación.

En caso de tener algunos de estos problemas y ante la duda de necesitar uno de estos tratamientos, no dudes en ponerte en contacto con nuestra clínica para que nuestros profesionales puedan evaluar tu caso.

 

 

 

Llámanos