El blanqueamiento dental es una excelente manera de revitalizar tu sonrisa y aumentar tu confianza. Sin embargo, eso no significa que tus dientes permanecerán así durante muchísimos años. Para ayudar a prolongar los resultados, son muy importantes los cuidados después de un blanqueamiento dental para mantener los efectos del tratamiento y así mantener tus dientes blancos y brillantes durante el mayor tiempo posible.

Cuidados después de un tratamiento dental

Guía de cuidados después de un blanqueamiento dental

Aquí te presentamos una guía detallada para ayudarte a cuidar tu sonrisa post-blanqueamiento. Tras un blanqueamiento dental, los dientes pueden ser más susceptibles a las manchas, especialmente en las 72 horas después del blanqueamiento, siendo sumamente importante cumplir con los cuidados que vamos a recomendar esas primeras horas.

Evitar ciertos alimentos y bebidas que pueden manchar o causar sensibilidad

Después de un blanqueamiento dental, es recomendable reducir el consumo de estos alimentos que pueden manchar durante el mayor tiempo posible, para poder cuidar los dientes y evitar que se decoloren.

Mantener una higiene bucal impecable:

Una higiene bucal adecuada es muy importante y constituye uno de los principales cuidados después de un blanqueamiento dental, para mantener los resultados durante el mayor tiempo posible.

 

Guía de cuidados después de un tratamiento dental

Uno de los cuidados después de un blaqueamiento dental más repetidos: evitar el Tabaco

El tabaco no solo es perjudicial para la salud en general, sino que también ayuda a manchar de manera más rápida los dientes. Después de un blanqueamiento dental, es recomendable evitar fumar o en caso tal intentar bajar el consumo la mayor cantidad posible.  Siempre recordando que, a mayor consumo, más rápido se pueden oscurecer los dientes.

Visitas al dentista

Programa limpiezas dentales regulares: Es recomendable realizar una limpieza en clínica al menos una vez al año. Las limpiezas profesionales son esenciales para mantener tus dientes blancos, ya que estas pueden eliminar las manchas que no puedes quitar con el cepillado regular.

Consulta a tu dentista: Si notas cualquier cambio inusual en el color de tus dientes o si tienes sensibilidad dental persistente. Ellos pueden proporcionarte soluciones específicas, darte consejos personalizados para el mantenimiento de tu blanqueamiento y que así tus dientes se mantengan saludables y blancos.

En ocasiones, dependiendo del paciente, sus hábitos y el nivel de estética requerido, puede ser recomendable realizar un blanqueamiento de mantenimiento de manera periódica (una vez al año), para así recuperar el efecto perdido en ese tiempo y mantener siempre los dientes blancos. Una buena odontología conservadora siempre ayudará a mantener el efecto del tratamiento en óptimas condiciones.

El blanqueamiento dental puede transformar tu sonrisa, pero mantener los resultados requiere dedicación y cuidados específicos ya que la durabilidad del mismo depende de diferentes factores. Por eso es importante seguir los consejos que te hemos proporcionado anteriormente, y realizar controles periódicos para poder disfrutar de una sonrisa radiante durante más tiempo.

Si tienes alguna pregunta o necesitas más información sobre los cuidados después de un blanqueamiento dental, no dudes en contactarnos y pedir asesoramiento. Estamos aquí para ayudarte a lucir tu mejor sonrisa.

Llámanos